martes, noviembre 08, 2005

La Treceava


Resulta que me corrio de mi cuarto la patrona porque se me ocurrio poner el programa de las viejas que pelean encueradas y máximo atractivo del canal 35 del cable. Ahora resulta que me salió delicadita y me manda a dormir con mi esposa, deveras que ya ni la friega.
Sin embargo me sirvio porque vine con mi amante (la computadora) que me dio un paquete que me habían mandado con la canción Vamos a andar de Silvio Rodriguez y este cabrón me recordo mi época de intelctorrevoluciomistinacionalista y pense "a chingaos, ¿donde quedarón mis principios revlucionarios, transformistas, contestatarios y advance? y tras una sesuda reflexión me acorde que los deje a la puerta de mi trabajo, donde siempre los pongo, porque en mi chamba no se puede tener esas cosas, son mal vistas; yo he visto cabrones que se los dejan abajo de la ropa pero siempre terminan como los calzones con una raya de oxido que los marca y ni el mentado bold ni el ariel ni el rápido se la puede quitar.